Skype es un servicio de VoIP que se utiliza en Internet para que los usuarios se puedan comunicar a través de llamadas gratuitas de voz y vídeo, o a través de sus planes entre los que nos podremos llamar entre líneas normales de teléfono desde nuestro ordenador pero con un módico precio.

Después de más de una década en funcionamiento, podemos decir que Skype ha roto la mayoría de barreras de comunicación. Mientras que en el pasado uno tenía que estar muy atento al tiempo que hablaba por teléfono con tal de no recibir después una factura inesperada, con la aplicación se volvió algo totalmente imprescindible, y además totalmente gratis. Ahora no tienes que preocuparte por eso, simplemente te puedes poner a hablar y hacerlo el tiempo que quieras.

El programa cuenta a día de hoy con más de 500 millones de usuarios registrados. Está cambiando la forma en la que nos relacionamos por Internet, y pronto la cambiará mucho más con las nuevas novedades que va a incluir.

Gracias a sus códecs, la aplicación nos ofrece una buena calidad a la hora de escucharnos o de vernos a través de nuestras llamadas. Se ha convertido en una herramienta compleja que ofrece soluciones de diferentes tipos en todos los ámbitos de la comunicación. El servicio también cuenta con un plan Premium, que viene con características adicionales.

Aunque ahora la aplicación se use de forma más amplia en dispositivos móviles, todo empezó de cara a los ordenadores convencionales y a los Mac, donde los usuarios instalaban la aplicación y tenían que contar con un micrófono y una cámara aparte, si así lo requería su sistema.

Se fundó en 2003 por un grupo de usuarios de Europa del Norte, y ahora se han convertido en uno de los gigantes tecnológicos de todo el mundo.